La cotización es uno de los conceptos con mayor aplicación en el momento que se hace referencia a temas relacionados con el empleo, pensiones y derechos laborales. Por lo tanto, el cálculo de las bases de cotización es algo de gran importancia para saber la cantidad que nos corresponde de cara a una prestación de la Seguridad Social.

¿Qué son las bases de cotización?

Como mencionábamos recién, la cotización es uno de los conceptos con mayor uso cuando se están tratando temas vinculados con el empleo, pensiones y derechos laborales. Por ende, llevar a cabo las operaciones para calcular las bases de cotización es algo de gran importancia a la hora de conocer la cantidad que nos corresponde de cara a una prestación de la Seguridad Social.

Algunos ejemplos que podemos encontrar con relación a esto pueden ser la ausencia de trabajo, insuficiencia inalterable o la jubilación. Entre más altas sean las bases de cotización, más alto va a ser el pago que vamos a recibir. En el transcurso del artículo podremos observar diversos puntos que nos va a ser de mucha ayuda, sin importar que trabajes con el régimen general o como independiente.

Por lo tanto, cuando se trata de las bases de cotización, hablamos de aquel salario universal de cada mes para un empleado dado de alta por nómina (cabe aclarar que esto es de manera totalizada, y no lo que recibe neto en el ingreso de su sueldo). Además, se integra el tiempo y reembolsos extras, al igual que las vacaciones correspondidas y no gozadas (en caso de que existan).

Con relación a esta base, y dado el caso de empleados por cuenta externa del Régimen General, se determina la cantidad porcentual que debe ser contribuida a la Seguridad Social por los dos lados, es decir, tanto por el lado del trabajador, como por el lado de la compañía en representación del empleado.

La parte que te corresponde es descontada de la nómina, al tiempo que cobras la parte restante, por lo que es el dueño de empresa el que tiene el trabajo de abonar las cotizaciones.

Los jefes de estado determinan en cada período un tope (tanto por la parte máxima como por la mínima), con relación a las bases de cotización. Pero, la cantidad exacta para cada uno, se va a encontrar vinculada al trabajo que realices, al tiempo que le dedicas y al grado de instrucción que poseas.

Lo que no es parte de la cotización

En las bases de cotización se integran varios factores, que son: el sueldo mensual, el tiempo, los reembolsos extras (si es que existen) y las vacaciones compensadas pero no disfrutadas. Pero, cabe aclarar, que existen otros tipos de ingresos que en diversas oportunidades un empleado puede percibir, pero que, a pesar de eso, no se tienen presentes al momento de llevar a cabo el cálculo de la base de cotización. Dichos ingresos son los presentados a continuación:

  • Dietas y desembolsos de transporte aportados.
  • Edificaciones extras que otorga la compañía al trabajador.

¿Para qué funcionan las bases de cotización?

Las bases de cotización son datos informativos de gran importancia al momento de estudiar a que cantidad se va a incrementar para nosotros una prestación establecida de la Seguridad Social, como lo puede ser por ejemplo el retiro de la actividad laboral (mejor conocido como jubilación).

Esto debido a que las cotizaciones, en sí, poseen una finalidad, y estas son un capital que va reuniendo la Seguridad Social para el momento que deba realizar los reembolsos de las prestaciones que nos pueden tocar en tiempos posteriores, o también por encontrarnos de baja médica debido a algún inconveniente de salud.

¿Cómo pedir el informe de bases de cotización?

Ya una vez que hemos visto lo importante de conocer nuestra base de cotización, es momento de saber cómo solicitar las bases de cotización de la Seguridad Social. Es una actividad que podemos efectuar por internet ingresando en la Sede Electrónica de la Tesorería General de la Seguridad Social. Sin importar que se quiera recibir impreso en nuestro lugar de residencia, o de forma instantánea en nuestro ordenador. Cualquiera de las dos alternativas es muy sencilla, veámoslo a continuación:

Primera forma: a través de correo electrónico

1- Lo primero que debes hacer para conseguir el informe de bases de cotización de la Seguridad Social, es entrar en su página web, dirijirte a la pestaña «Ciudadanos» y luego seleccionar «Informes y certificados«, donde se van a reflejar una gran variedad de apartados, dirigidos a tu identificación. Deberás colocar tus datos personales, como lo son: nombres, apellidos, documento de identidad y número de la Seguridad Social (de doce cifras).

2- Posteriormente escribe tu e-mail, lo haras en dos oportunidades para reafirmar. Luego de esto, debes colocar la información relacionada con tu lugar de residencia. Y, previo a culminar, tienes que determinar desde y hasta cuando deseas observar tus bases de cotización. Luego de esto, presiona en la tecla «Continuar«.

3- En este momento lo que veras es una pestaña que te va a confirmar que la petición ha sido tramitada de manera adecuada, con la información que se ha ingresado en el punto anterior, por lo cual te van a otorgar un código de referencia que debes guardar.

Adicionalmente, debemos estar atentos a la parte superior, en la cual podremos visualizar que la base de cotización va a ser enviada por correo ordinario. Sin embargo, nos indica que se otorgará un e-mail como garantía.

4- Si no hemos presentado ningún inconveniente al momento de completar los datos requeridos, en nuestro correo electrónico nos van a informar que el trámite de las bases de cotizaciones se ha llevado a cabo exitosamente.

Luego de que haya pasado un día, podemos preguntar la situación de nuestra solicitud (de la misma forma por internet), para lo cual vamos a requerir el código de referencia que guardamos anteriormente.

Segunda forma: observar el informe en pantalla

En esta segunda forma para pedir bases de cotización de la Seguridad Social, debes ingresar en la Sede Electrónica de esta. Dentro, en la zona inferior, se encuentra la alternativa de elejir entre 5 maneras para identificarnos en línea, cumpliendo algunos parámetros de protección importantes, los cuales son: el comprobante digital, usuario y contraseña, clave, sin comprobante y por medio de mensaje (este último conocido como bases de cotización SMS)

Debes elegir el que más te convenga en ese instante, para llevar a cabo la solicitud de tu base de cotización. Un pequeño ejemplo que podemos observar es que, si te encuentras registrado en el sistema “Clave, en la pestaña próxima te van a solicitar que elijas la mencionada manera de entrada y, posterior a eso, te van a pedir que ingreses tu documento de identificación nacional.

En el momento que lo realices, va a aparecer un pequeño listado con tres alternativas para tener un PIN temporal.

De la misma manera, tendrás que colocar el período de vencimiento de tu documento nacional de identidad y, en el momento que recibas el PIN, lo colocarás en el respectivo apartado, presionando en “Acceder”.

De forma instantánea, tenemos la posibilidad de observar nuestras bases de cotización en línea. Debes colocar un período de liquidación (el que se necesite conocer) y presionar en “Buscar”. Si lo necesitas, puedes consultar en diversas oportunidades para conocer distintos años.

Comunicación de vida laboral y bases de cotización a los trabajadores

Este es un tipo de trámite que se destina a los empleados que se encuentran en un estado de alta laboral durante el año 2017 o 2018, y que, de manera agregada, posean registrado su número telefónico en la base de datos de la Tesorería General de la Seguridad Social. De esta forma, este trámite nos ayuda en los puntos presentados a continuación:

Bases de cotización

1- Observar y asesorarse de manera instantánea de los siguientes papeles:

Informe incluido, que está fundamentado con:

  • Datos informativos respecto al estado laboral, renovada al período de descarga.
  • Registro de tiempo laboral renovado al instante que se hace la petición del informe.
  • Datos informativos de interés de cotización (menos los empleados que hayan llevado a cabo su cotización en compañías u organizaciones no integradas al Sistema de liquidación concreta de cotización).

2- Vocabulario de conceptos.

3- Descargar en formato PDF.

4- Imprimir.

Bases y tipos de cotización que se emplean en el 2021

Inmerso en el artículo 119 de la orden, se determinan las bases y tipos de cotización en el Régimen General de la Seguridad Social en el transcurso del año 2021. Por lo que tenemos lo presentado a continuación:

Contingencias Compañía Empleados Total
Habituales 23, 60 4, 70 28, 30
Tiempo extraordinario de fuerza mayor 12, 00 2, 00 14,00
Tiempo extraordinario restante 23, 60 4, 70 28,30

 

Desempleo Compañía Empleados Total
Modelo general 5,50 1,55 7,05
Acuerdo de duración establecida jornada completa 6,70 1,60 8,30
Acuerdo de duración establecida a jornada parcial 6,70 1,60 8,30

Informe de bases y cuotas ingresadas

Las bases y cuotas de cotización de regímenes y sistemas especiales, son aquellas en donde los empleados poseen atención de individuos comprometidos de la introducción de cuotas. Esto si se da la ocasión de los trabajadores de casa del Sistema Especial, todo el tiempo que las cuotas se manifiestan como ingresadas, independientemente de que sea por el dueño o por el mismo trabajador de hogar. Este trámite ayuda para llevar a cabo lo siguiente:

  • Observar y preguntar de manera instantánea el informe.
  • Descargarlo en formato PDF.
  • Imprimirlo.

Este informe contiene lo siguiente:

  • Información identificativa: el código de Seguridad Social y papel de identificación (como lo puede ser el DNI, pasaporte, u otros) del empleado.
  • Tiempo de liquidación: fecha del ejercicio al que respectan las bases de cotización y cuotas introducidas.
  • Régimen de la Seguridad Social: aquel al que le otorga las bases de cotización y cuotas.
  • Bases de cotización: por las cuales se ha llevado la cotización en cada período de liquidación.
  • Cuotas introducidas: con relación a cada fecha de liquidación.
  • Recarga e intereses: si es que se da el caso, de cada uno de los ingresados con relación a los intervalos de liquidación.

Informe de vida laboral y bases de cotización

Bases de cotización

A partir del día 21 de octubre del año 2002, la Tesorería General de la Seguridad Social colocó en vigencia un renovado servicio por medio de internet, el cual se basa en que todas las personas tengan la alternativa de Solicitar el informe de vida laboral y las bases de cotización, sin la obligación de poseer anticipadamente un comprobante digital.

Para esto, lo que se requiere, aparte de poseer una dirección de correo (lugar donde se va a enviar la información con relación a nuestra petición), es la información numérica de Seguridad Social, documento nacional de identificación (o algo parecido) y que el lugar de residencia sea el mismo que el que se encuentra establecido en la base de datos de la Tesorería General.

Si efectivamente la información es igual, va a ser enviado por correo ordinario, al lugar de residencia indicado en la base de datos, el informe que se ha pedido. En caso de que ocurra lo opuesto, es decir, que los datos sean diferentes, por el correo electrónico que se ha otorgado te enviarán el estado para su normalización o control.

¿Por qué son vitales las bases de cotización del empleado?

Las bases de cotización son de gran importancia debido a que, con estas, podremos recibir diversas prestaciones del sistema de seguridad social. Algunos ejemplos que podemos observar son los siguientes:

  • Prestaciones por ausencia de empleo: este es cobrado de acuerdo a las bases de cotización de los últimos seis meses que el empleado se encontraba activo.
  • Jubilaciones contributivas: es calculada de acuerdo a las bases de cotización de los últimos años del empleado.
  • Insuficiencia eventual: que también puede ser conocido como bajas, se encuentran alteradas por la importación de cotizaciones.

Bases de cotización

En caso de que las bases de cotización sean menores, se va a cobrar una cantidad más baja de paro, jubilación y prestaciones, en el momento que nos encontremos de baja. Este parámetro de equilibrio, es aplicado de igual manera en otros regímenes (como lo son por ejemplo los independientes, trabajadores hogareños, de campo, entre otros).

Todo lo que un empleado reciba que se encuentre fuera de los límites de la base de cotización, no le va a servir al momento de percibir una pensión de jubilación o algo relacionado.

Conoce también todo sobre la Jubilación estando en paro.


Consultores de jubilación

Categorías

soy Sergio Sánchez

Asesor laboral