La pensión de viudedad trae consigo dudas debido a la aparente complejidad que parece tener solicitar una pensión. Además, esto va de la mano de numerosos trámites y no sabemos exactamente que hacer o si tenemos posibilidad de ser beneficiario de dicha pensión.

Todos sabemos para qué sirve la pensión de viudedad. Esta cubre económicamente la pérdida de ingresos que se puedan derivar del fallecimiento de nuestra pareja a través de una pensión de carácter contributivo abonada por parte de la Seguridad Social, pero no cómo funciona. Por ello, en este artículo vamos a dar respuesta a las preguntas que puedan surgir cuando necesitamos solicitar esta pensión, para sí tratar de aclarar las dudas más frecuentes que se derivan de esta solicitud.

 

1. ¿Se cumplen los requisitos para ser beneficiario?

En primer lugar, es imprescindible que se cumplan los requisitos necesarios para que una persona pueda ser beneficiaria de la pensión de viudedad. Estos requisitos corresponden tanto a la persona fallecida como a la pareja que desea ser beneficiaria, asíque vamos a ver cuáles son esos requisitos:

Por parte de la persona fallecida:

  • Estar dado de alta o asimilado dentro del régimen general, con el condicionante de haber tenido una cotización mínima de 500 días dentro de los 5 años anteriores al hecho causante.
  • Haber sido perceptor de jubilación contributiva o, sin serlo, tener derecho a ella al momento del hecho causante.
  • Si era pensionista de una incapacidad permanente o tenía derecho a prestación por incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia.

 

Por parte de la pareja, se deben cumplir una de las siguientes condiciones:

  • Bien ser cónyuge y tener hijos en común o en caso de no tener hijos, haber contraído matrimonio como mínimo un año antes del fallecimiento.
  • En caso de divorcio o separación (siempre que sea acreditada judicialmente) y se percibía una pensión de carácter compensatoria y esta se produce su extinción cuando se causa el fallecimiento.
  • Si eran pareja de hecho y registrada con un mínimo de dos años de antelación al fallecimiento. Además, es necesario en este caso una convivencia de al menos 5 años de una forma estable.

En el último de los casos, los ingresos del sobreviviente durante el año natural anterior al fallecimiento no han debido alcanzar el 50% de la suma de los propios más los del fallecido, o el 25% en el caso de inexistencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad.

 

2. ¿Cuánto cobraré de pensión?

Para determinar cuánto va a cobrar una persona por la pensión de viudedad, se tiene en cuenta dos porcentajes que se aplicarán en función de las características que se presenten en cada situación. Así, como pensión se puede percibir:

  • Con carácter general: 52% de la base reguladora aplicable.
  • Con carácter especial: 70% de la base reguladora aplicable. Para que se aplique este porcentaje es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:
    • Tener cargas familiares que en este caso se traduce en:
      • tener una convivencia con hijos menores de 26 años o mayores discapacitados o menores acogidos.
      • Que el rendimiento de la unidad familiar dividida entre el número de miembros sume menos que el 75% del Salario Mínimo Interprofesional.
    • Que la pensión de viudedad constituya la principal o única fuente de ingresos, produciéndose cuando el importe anual de la pensión sea superior al 50% ingresos del pensionista.
    • Los rendimientos anuales del pensionista por todos los conceptos no superen la cuantía que resulta de sumar el límite de ingresos establecido para el complemento a mínimos, el importe anual de la pensión mínima de viudedad con cargas familiares.

En casos específicos se aplicaría el porcentaje del 60% de la base reguladora. Estos casos  se exponen como: ser mayor de 65 años, encontrarse percibiendo otra pensión pública, ya sea española o extranjera, no tener ingresos por trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia, ni estar en posesión de rentas de capital mobiliario o inmobiliario, ganancias patrimoniales o rentas de actividades económicas superiores a 7.569,00 euros al año para este 2019.

 

3. ¿Cómo calcular la base reguladora que se me va a aplicar?

Si quién causa la base reguladora se encuentra jubilado, la base reguladora será la misma que sirvió para calcular la pensión.

En cambio, si se encontraba en activo se presentan dos posibilidades:

  • Que la muerte fuese por causa común: el cálculo de la base reguladora será el resultado de dividir entre 28 la suma de las 24 bases de cotización ininterrumpidas, elegidas por los beneficiarios dentro de los 15 años anteriores al fallecimiento.
  • Que la muerte fuese por accidente de trabajo: la base reguladora se establece dividiendo entre 12 la suma del sueldo diario y de antigüedad diaria y multiplicando el resultado por 365 días.

 

4. ¿Y si tengo más de 1 hijo, que ocurre?

Si eres una mujer y tienes 2 o más hijos, se aplicará un porcentaje extra a la base reguladora que actúa como complemento de la pensión. Este complemento será del 5% si tienes dos hijos, del 10% si tienes tres hijos y del 15% si tienes cuatro o más hijos.

 

5. ¿Puedo compatibilizar la pensión de viudedad con otras?

En muchos casos surge la duda de preguntarse si se puede compatibilizar la pensión de viudedad con otra o si se debe elegir entre una u otra, pudiendo ser un problema si con una sola pensión no nos cubre para llegar a fin de mes.

La respuesta es SI. La pensión de viudedad es compatible con pensión de jubilación o de incapacidad permanente.

En cambio, es incompatible con otra pensión de viudedad, debiéndose elegir por una de las pensiones.

6. ¿Durante cuánto tiempo puedo cobrar la pensión de viudedad?

Esta pensión no tiene fecha de caducidad, por lo que se podría decir que es vitalicia. No obstante, esto no quiere decir que se vaya a percibir en todo caso, ya que esta se puede extinguir si la persona beneficiaria contrae matrimonio u oficializa una unión de hecho con otra persona. Esta extinción se producirá con carácter general, estableciéndose las siguientes excepciones:

  • Que la persona beneficiaria sea mayor de 61 años.
  • Que sea menor de 61 años, pero sea discapacitada en un porcentaje del 65%.
  • Que la pensión de viudedad suponga la principal fuente de ingresos del nuevo núcleo familiar.

 

Si tienes alguna duda no lo pienses más y contacta con nuestro equipo de asesores, gestionaremos tu caso de forma personal y profesional, ateniéndonos a las características específicas de este y en la mayor brevedad posible.

 

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog
( 0 votos, promedio: 0 de 5)
Comparte en tus redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente: