¿Te interesa contratar un plan de pensiones? resolvemos tus dudas.

Sin duda, a quienes les interesa más contratar un plan de pensiones es a aquellas personas que disponen de rentas altas por dos motivos:

  • Porque una vez llegue la jubilación, necesitarán tener más dinero ahorrado para mantener el mismo nivel de vida que tenían antes.
  • Porque van a pagar menos en su declaración de la renta.

Esta necesidad de ahorrar será muy necesaria para ellos debido a que existe una  pensión máxima a percibir por la jubilación, independientemente de que el sueldo bruto que percibieses anteriormente fuese superior a esa pensión máxima, y en consecuencia el poder adquisitivo o el nivel de vida de estas personas con las rentas altas puede verse perjudicado.

 

Pensión máxima

En este 2019, la pensión máxima que se puede percibir es de 37.231,74 euros anuales, que repartido en 14 pagas obtendríamos mensualmente un importe máximo de 2.659,41 euros, por lo que es conveniente tener en cuenta con tiempo estas características de la pensión de jubilación para no verse perjudicado en el futuro.

Por ejemplo, imaginaos que una persona que tenga 48 años y perciba 60.000 euros anuales de sueldo, la diferencia entre lo que ha venido cobrando y el máximo que percibirá de pensión de jubilación será enorme, ya que no podrá cobrar más de la pensión máxima.

Además, para el presente 2019, para cobrar la pensión máxima se habrá tenido que cotizar al máximo los últimos 22 años y tener cotizados un total de 35 años y 6 meses.

Contratar un plan de pensiones: te explicamos si te interesa

Base Imponible

Los ingresos que se producen, pueden reducir la base imponible de IRPF en la menor de las dos siguientes situaciones:

  • Hasta los 8.000 euros.
  • Hasta el 30% de los rendimientos netos que provengan del trabajo o de actividades económicas.

Al ser de aplicación el tipo marginal de cada persona en la declaración de la renta, el beneficio fiscal puede alcanzar hasta el 45%, por lo que alguien que perciba un alto salario y tenga establecido un tipo marginal del 45 % alcanzará un total de 3.600 euros como beneficio fiscal.

No obstante, hay que tener en cuenta que la fiscalidad de los planes de pensiones está expuesta a tributación por rendimientos del trabajo cuando se rescata el plan de pensiones, y esta tributación de IRPF variará según las cantidades.

 

Tributación del rescate del plan de pensiones

En los casos de las rentas más altas, rescatar un plan de pensiones puede variar la tributación según la forma en que lo realicemos y las cantidades que rescatemos. En este caso, es recomendable tener previsto cómo se va a realizar para así conocer de antemano la tributación a la que se puede ver expuesto cada persona.

Para el rescate de un plan de pensiones, las rentas generadas se establecen como rendimientos del trabajo y producen un aumento de la base imponible del IRPF y con ello produciendo un aumento de impuestos. La tributación del IRPF actualmente se establecen en:

Desde 0 € a 12.450 €  la tributación es del 19%

De 12.451 € a 20.200 € la tributación es del 24 %

De 20.201 € a 60.000 € la tributación es del 37 %

A partir de 60.001 € la tributación es del 45 %

Debido a las diferentes formas de rescatar un plan de pensiones, la tributación de este rescate variará.

Si el rescate es en forma de capital, se debe sumar a los rendimientos  generados en ese ejercicio la totalidad del capital rescatado, lo cual disparará el IRPF. Por ello, es más recomendable realizar un rescate en forma de renta, ya que el IRPF supondrá un gasto anual menor.

Pongamos un ejemplo. Si tienes en un plan de pensiones una determinada cantidad de dinero (50.000 €) y decides que la mejor forma de rescatarlo es mediante renta, podrías decidir retirar 500 € mensuales, lo que supondría que anualmente la base imponible de IRPF fuese de 6.000 €.

En cambio, si se realizase un rescate en forma de capital, la tributación al IRPF sería del 37 % por los 50.000 € rescatados, que se verían fiscalizados en el mismo ejercicio.

 


Ver también:


Mayores de 65 años

Las personas mayores de 65 años tienen la posibilidad de contratar un seguro de renta vitalicia en los cuales no tendrán que tributar por las ganancias patrimoniales siempre que dicha ganancia se destine a la contratación de dicho seguro en un tiempo de 6 meses desde la fecha de transmisión.

Además, tienen la ventaja de que al rescatarlo, la tributación será del 19% al ser considerado como un rendimiento de ahorro, rebajándose al 8% si la persona es mayor de 70 años.

 

Conclusión al contratar un plan de pensiones

Para todas aquellas personas que deseen ahorrar y así poder disponer de más dinero tras la jubilación, contratar un plan de pensiones puede ser una buena opción, pero desde luego a quienes más atractivo y más les debe interesar contratarlo es a quienes tengan rentas altas, ya que necesitarán disponer de más ahorro para mantener el poder adquisitivo que tenían antes de jubilarse, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad máxima que se puede percibir por la pensión de jubilación.

 

Si tienes alguna duda no lo pienses más y contacta con nuestro equipo de asesores, gestionaremos tu caso de forma personal y profesional, ateniéndonos a las características específicas de este y en la mayor brevedad posible.

Comparte en tus redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente: