Jubilación por invalidez: todo lo que necesitas saber

Nadie se encuentra a salvo de un accidente o de una enfermedad que dé lugar a una invalidez. Por lo tanto, nuestra legislación contempla la situación de jubilación por discapacidad y, por lo tanto, también de su jubilación. En este caso, no es necesario para acogerse a una invalidez tener un mínimo de cotización o una determinada edad, sino solo basta con probar determinada invalidez, para reconocerse la prestación contributiva que le corresponde.

Podemos encontrar 4 tipos de invalidez y por tanto 4 tipos de pensiones por invalidez:

 

  • Incapacidad Permanente Parcial

Se califica a aquellas personas que se encuentran limitadas para seguir en el puesto de trabajo que venían desempeñando pero en cambio pueden realizar otros trabajos. Se le reconocerá el derecho de una indemnización a tanto alzado de 24 mensualidades de la Base Reguladora con la que se estableció la incapacidad temporal

 

  • Incapacidad Permanente Total

A partir de esta incapacidad, ya empezamos a hablar de jubilación por invalidez ya que desde esta incapacidad se produce un retiro permanente del trabajador. La pensión de jubilación será el 55% de la Base Reguladora, pudiéndose incrementar en un 20% a partir de los 55 años cuando se presuma la dificultad para encontrar un nuevo empleo en otra actividad.

 

  • Incapacidad Permanente Absoluta

Esta calificación como bien dice, al ser absoluta, impide que pueda trabajar en cualquier sector o actividad. El trabajador afectado percibirá el 100% de la Base Reguladora.

 

  • Gran Invalidez

Va destinada a aquellas personas que además de no poder trabajar en ninguna actividad ni sector, necesitan la ayuda de una persona para realizar las funciones vitales de su vida. Para calcular la pensión de invalidez en este caso, se aplica a la Base Reguladora el porcentaje de la incapacidad que tenga reconocida. Además la cuantía puede verse incrementada entre un 30% y 50% si la invalidez es causa de un accidente o enfermedad laboral.

Podemos comprobar las diferentes cuantías que podemos obtener en función del grado que de invalidez que tengamos. Cuanto mayor sea el daño, mayor será la pensión, de modo que, como especialistas en jubilación y legislación laboral, podemos asesorarlo sobre los diferentes pasos a seguir para obtener una pensión adecuada a nuestras necesidades. Contacta con nosotros y le asesoraremos con un plan totalmente personalizado.

 

 
 
 
 

Suscribete y te mantendremos informado

Comparte en tus redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente:
CONTACTO:

CEO: Sergio Sánchez Tovar

info@jubilacion-ancitipada.com

C/ Molina de Segura 5, Esc. 5, 5ºA. 30007 Murcia