Convenio especial Seguridad Social

¿Se acerca el tiempo de tu jubilación o te has quedado desempleado? ¿Te interesa la idea de realizar un convenio especial con la Seguridad Social? Aquí te explicamos todo lo que debes saber al respecto, para que confirmes si es la opción idónea para tu situación.

 

¿De qué se trata este convenio?

No es más que un arreglo entre el trabajador y la Seguridad Social, establecido con el fin de seguir generando beneficios y prestaciones para el cobro de su futura pensión.

En este arreglo, el trabajador se compromete a pagar una cantidad de dinero mensual al segundo participante del acuerdo (Seguridad Social).

Este acuerdo no es de naturaleza obligatoria, es decir, ningún trabajador está forzado a realizarlo si no lo desea. Es una opción que se acoge de manera totalmente voluntaria.

 

¿Por qué debería consignar un Convenio Especial?

Este convenio especial es de elección personal, llega un momento que el trabajador contempla la opción de dejar de trabajar y pagarse él la Seguridad social, tienes que ver si según tu caso y tus circunstancias te interesa esta opción ya que igual no te puedes permitir pagar una cantidad periódica todos los meses.

El objetivo principal del convenio especial es generar prestaciones que el trabajador o desempleado podrá cobrar al momento de su jubilación.

Puede aplicarse en el caso de tener una enfermedad que paralice temporal o permanentemente la disponibilidad al trabajo, o también algún accidente fuera del área de laboral.

Incluso si aún faltan años para su jubilación y aun así debe retirarse del trabajo por cualquier circunstancia, podrá cotizar esos años de diferencia como si estuviese aún en empleo.

 Aliviar nuestra preocupación constante por nuestra calidad de vida, también es uno de sus objetivos. Debido a que, luego de una carrera laboral larga, sufrir un despido antes de tu planeado retiro es algo desconcertante.

Ésta es una manera de cubrirse la espalda en caso de que ocurra un evento desafortunado, ya que así tu pensión correspondiente no disminuiría.

 

¿Qué aspectos debe tomar en cuenta para tomar su decisión?

La decisión de si opto por esta opción o no conviene estudiarla con números, para ello es necesario considerar aspectos generales como: el tiempo, la cuantificación del convenio, los pros y los contras de una diversa gama de términos, que solo buscan mitigar el riesgo que existe de inversión en estos casos de toma de decisión.

Para ello hay directrices que se deben de tener en mente como prioridad en esta situación de toma de decisiones las cuales solidificaran aún más la elección adecuada, una de las primeras es preguntarse de manera personal,

¿cuanto tiempo, dispondré a mi favor, para cancelar de manera definitiva el convenio?

Otra cosa que ayudará en la toma de decisiones en cada aspecto será el conocer la cuota de mi convenio, esto es de gran importancia a la hora de ajustar el presupuesto personal a obligaciones financieras de carácter no cotidiano de primera necesidad.

 

Factores y términos para la toma de decisión

La persona que vaya a tomar esa decisión tiene que estudiar su situación económica general, ver si le resulta rentable y  considerar otras opciones como por ejemplo poner el dinero en inversión de otros tipos de negocios o productos financieros, es decir:

si en 10 años me voy gastar 100.000 €, ¿no me interesaría mejor invertir eso en un bajo y obtener 400 € al mes?

Hay diversos productos con características similares a convenio social que pueden ajustarse mejor a la expectativa y atributos que cuenta el solicitante, como lo es el plan de pensión, establecer una dirección similar al convenio especial, y que hoy por hoy, suele ser una opción por la que se decanta mucha gente.

Un último factor que hay que tener en cuenta, es la esperanza de vida, está claro que eso nunca se va a saber, es decir, yo no sé si voy a estar pagando 10 años y luego cobrando 3 pero siendo fríos y realistas, una persona que pueda tener una enfermedad, puede intuir que su esperanza de vida sea un poco inferior a la media y no cobrará tanto como ha pagado, aunque suene frio hay que estudiar también esta posibilidad.

 


VER TAMBIÉN:


¿A qué persona la interesa más firmar este tipo de acuerdo?

Si bien, lo mencionado en el apartado anterior es importante, existen un grupo de personas para la que es más conveniente hacer este convenio. Estas personas deberían prestar suma atención a la inversión que deben hacer y planificar, en base a ello, su futuro.

Se trata de aquellos trabajadores que han cotizado bajo la base máxima. Si ellos sufrieran un despido inminente u otro caso más trágico, se verían seriamente afectados por todos esos años sin cotizar previos a su hora de jubilación.

Sumado a esto, si una persona perteneciente a esta categoría, deja de trabajar a la edad de 50 o 53 años, no le va a interesar esto ya que el año establecido de jubilación varía entre los 63 y 67 años, serían muchos los años de inversión para cobrar el 100% de este beneficio, esto para muchos es una pérdida más que una ganancia.

 

¿Cómo puedes planificar tu jubilación para considerar el CESS (en adelante Convenio especial Seguridad Social)?

Esta fase de planificación de la jubilación es una idea bastante amplia a desarrollar, debido a los extensos factores que intervienen en el tiempo, entre ellas el rango de edad aceptado, en la actualidad, en que este convenio social se hace vigente legalmente, es a partir de los 65 años, esto es exclusivamente para esas personas que tuvieron un tiempo de cotización de 36 años y 9 meses.

Por otro lado, un rango más, aceptado en este tipo de producto financiero, es a partir de los 65 años y 8 meses, para esos convenios logrados con esperanza de vidas menos longevos.

 A su vez el nivel de cotización será superior legalmente por 2 años más, para aquellos que cotizaron por menos años que en lo dicho en el párrafo anterior, es decir, específicamente desde la edad de 67 años, la ley estipula que se pondrá en efecto este convenio para los que tengan acumulado menos de 38 años y 6 meses en sus registros de cotización.

De esa manera el mínimo de cotización, que se acepta son los 65 años y 10 meses en los cuales el individuo podrá apegarse al os estatutos para retirarse sin ningún inconveniente legal.

Explícitamente, para cobrar la jubilación como es debido se tiene que decir, que es necesario cumplir con los rangos establecidos de edad el cual garantizara el cobro del 100% del mismo, y en adición se tiene en cuenta los ultimo registros de cotización del individuo estrictamente.

 

Actualidad y porvenir: convenio especial Seguridad Social

En los últimos años eran 15 años de cotización, y actualmente con el cambio de leyes, se espera una previsión de aumento hasta los 25 años para el año 2022 en adelante.

La prejubilación antes de la edad de 50 años, y la no reintegración a la fuerza laboral activa, anula de inmediato el derecho a cobrar la pensión incluso habiendo cotizado veinte años.

Otra acotación muy importante a tener en cuenta, es que existe un plazo donde se puede realizar el convenio y ese mismo es de un tiempo de un año, desde el momento en que el individuo de una fuerza laboral acciono la baja en la seguridad social o termino su prestación a causa de desempleo.

 

Factores a tomar en cuenta para la planificación de jubilación.

Una decisión de esta naturaleza, requiere una concientización plena de lo que abarca esta decisión y el impacto personal en reacción a lo financiero que tendrá. Hoy mucho más tomando en cuenta el factor de la época de volatilidad en las carreras profesional y la inflación acelerada de las economías.

El factor de capacidad de ahorro es esencial ya que este es la base fundamental de la planificación adecuada de jubilación, ya que ello, forma un complemento de nuestra pensión pública que ayudara a cumplir nuestro deseo retiro d nuestras finanzas personales.

 Un factor para no dejar escapar por ninguna razón es la administración y/o análisis previos al año de jubilación, en este apartado es clave la pre visualización de situaciones riesgosas para el ámbito financiero en relación a la obligación que se consumara al suscribirse en este convenio.

 

¿Qué personas pueden solicitar un Convenio Especial?

Como punto más importante, quienes quieran ser partícipes de este convenio, deberán tener:

  • acumulado 1.080 días (mínimo) en su período de cotización
  • este periodo tiene ser de 12 años previos al momento de su baja. Este punto, además, es obligatorio.

De igual manera pueden hacer solícito este acuerdo, aquellos trabajadores que se les ha negado la pensión o, los que, gozando de ella, han sido declarados laboralmente inválidos. También los que estén trabajando bajo un contrato que les remunere por debajo de su último empleo. Los que ya han cobrado su finiquito y a los que Seguridad Social les ha dado baja.

 

Acuerdos Particulares

También tendrán como opción un convenio especial aquellos que:

  • Por estar tutelando a un menor, deban suprimir o reajustar su jornada laboral.
  • Cuiden de manera informal a personas situadas en estado de dependencia, por discapacidad o enfermedad.
  • Estén empleados bajo un contrato cuya jornada de trabajo sea parcial.
  • Gocen del subsidio brindado a los mayores de 52 años que se encuentren en estado de desempleo.
  • Posean un acuerdo especial por motivo de cierre de la empresa o huelga.

 

¿Cuáles son las bases de cotización de un convenio especial de la Seguridad Social?

Existen tres tipos de bases de cotización, incluso se podrías agregar una cuarta si se conjugan dos de ellas.  A cada una de ellas se le hace una aplicación de 0,94 en coeficiente; esto lo hace la misma institución que recibe los ingresos pertinentes; además de un aplique de 28,3%.

La persona puede escoger cual es la base de cotización más adecuada para su situación.

  • Mínima: La suma es de 1.050 euros mensuales.
  • Media: La cotización que el individuo ha venido generando durante el último año.
  • Máxima: Esta aplica si se ha trabajado a nivel profesional, y la suma es de 4.070,10 al mes.

 

¿Cómo puedo hacer mi solicitud del CESS?

Esta solicitud puede presentarse de dos maneras: bien por vía online o de manera presencial. Para hacerlo mediante el primero de estos métodos, se necesita poseer un certificado digital. No es común que las personas tengan este documento digitalmente, por ello es más recomendable hacer este proceso presencialmente.

Si usted posee este certificado digital, ubíquese en el Portal Electrónico de la Seguridad Social, en específico el bloque “Alta en Convenio Especial”, allí procederá a cargar la documentación pertinente y su solicitud escrita para el CESS. Le proveemos el acceso a ese portal https://sede.seg-social.gob.es/

Para ambos procesos, se necesita consignar una serie de documentos, estos son:

  • Tarjeta de Extranjero, Documento de Identidad o Pasaporte, según convenga. Este bien puede ser original o copia.
  • Del último año laboral, los certificados de las empresas en que ha sido empleado precisamente en ese año. Deben estar plasmados las bases de cotización de cd uno de esos trabajos.
  • Si es el caso, el documento donde este prescrito la negación de la pensión o la anulación de la misma.
  • Modelo TA-0040.

Si se decide por el método presencial, estos documentos deben remitirse a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o, en todo caso, a la administración más conveniente según la zona domiciliaria del interesado.

 

¿Cuál es el plazo para presentarme a hacer la solicitud y cuándo empieza a tener valor?

Para presentar la documentación necesaria, existe un plazo. Es por ello que es preciso tener en consideración este convenio antes de que una situación imprevista se presente sin haber planificado nuestros últimos años.

Son dos los plazos que se apertura para esto:

  1. 12 meses siguientes a la terminación del trabajo o la circunstancia que dio paso a la opción del Convenio Especial.
  2. 90 días siguientes a la circunstancia que dio paso a la opción del Convenio Especial.

El efecto empezará a valerse desde el día siguiente a la formalización del convenio. Esto se aplica cuando se ha escogido el segundo plazo (90 días). A pesar de eso, la persona puede escoger hacerlo válido desde el día corriente a la solicitud. Ambas partes también podrían hacer un acuerdo de una fecha específica en la que el acuerdo surtirá efecto.

¿Cuándo pierde efecto este convenio o cuando se suspende?

La negligencia en el pago convenido es una de las razones por las que se suspende este acuerdo. Ésta negligencia implica un retraso de tres meses en dichas cancelaciones. La persona, de la misma manera voluntaria en que consigno el acuerdo, puede revocarlo por escrito.

También perderá efecto el convenio en las siguientes circunstancias:

  1. Mientras el trabajador esté cumpliendo períodos laborales.
  2. Que el individuo ya esté en jubilado.
  3. Si la persona ha sido ingresada al régimen propio donde acordó el convenio, en la Seguridad Social.
  4. Mientras el individuo se beneficie de una pensión por motivos de alguna incapacidad que sea permanente.

 

Preguntas de interés frecuente sobre el Convenio Especial de la Seguridad Social

Si poseo un Convenio Especial y, a la vez, solicito una Ayuda para mayores de 55 años, ¿se suman ambas bases o se anula el CESS?

Según lo que hemos estudiado en este artículo, específicamente, en el apartado de suspensión, no se ha señalado ninguna norma de suspensión que indique que alguna de las bases sea anulada. Así que, es posible que ambas bases se sumen. Aun así, recomendamos que realice su pregunta en el Portal de la S.S.

Si hago solicitud del CESS mientras este en estado de desempleo y luego consigo un trabajo, ¿se anulará la cotización para mi jubilación?

El Convenio Especial estará vigente pese a la nueva situación laboral en la que se encuentre. Siempre y cuando siga cumpliendo con el pago de las cuotas pertinentes, este acuerdo seguirá surtiendo efecto.

Si solicito una reducción de jornada laboral, ¿podré establecer un CESS con una cotización completa?

Según las normas de este acuerdo, solo podrán hacer solicitud del mismo aquellos que reduzcan su jornada de trabajo por estar a cargo de un menor totalmente dependiente, así que depende de cual sea el motivo de tu reducción a solicitar.

Si hay un cambio en la legislación, ¿esto podría afectar o alterar de manera unilateral los acuerdos establecidos en el CESS?

Si podría afectar en cierta medida el acuerdo establecido, es especial si los cambios se deben a un alargamiento en el año de jubilación que no cubre el convenio.

¿Me veré obligado a establecer un Convenio Especial bajo la cotización máxima si durante todos mis años trabajados lo he hecho bajo esa base?

Legalmente, no se está obligado a escoger la base de cotización máxima. Se puede inclinar por una inferior o una conjugación de dos de las bases.

¿Puedo establecer un convenio especial con de maximizar el monto de mi pensión?

Este acuerdo está orientado a evitar la pérdida de cualquier derecho laboral en cuanto al cobro de la pensión, no es diseñado para ampliar el monto de la misma.

 

Comparte en tus redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente: