Calificar

Hoy en día existe una gran incertidumbre sobre el futuro debido a que no está garantizada la sostenibilidad del sistema de pensiones, y por lo tanto nos encontramos ante la duda de saber si cuando nos jubilemos podremos cobrar nuestra pensión, que para ello trabajamos tan duramente, o si tendremos que echar mano de otras vías que nos puedan ayudar a sobrevivir cuando ya no trabajemos.

Una de esas vías, probablemente la más importante, es contratar un plan de pensiones, pues este plan nos puede ayudar a mantener el poder adquisitivo en el futuro. Mucha gente ha oído hablar de los planes de pensiones, pero no se suele tener el suficiente conocimiento sobre su funcionamiento y ello genera incertidumbre y se suele posponer la decisión. Por ello, en este artículo te vamos a comentar los principales aspectos que debes conocer sobre un plan de pensiones si deseas contratar uno, como las ventajas, la forma de rescatarlos o las comisiones.

!Vamos con ello!

 

¿Qué es un plan de pensiones?

El plan de pensiones es un producto de ahorro cuyo fin es el de generar un ahorro del que disponer en la jubilación, con vistas a ofrecer una determinada cuantía económica en casos de jubilación, paro de larga duración, enfermedad o fallecimiento. vas haciendo unas aportaciones todas los meses y cuando te jubilas lo rescatas todo de golpe o puedes decir: esos 30.000 € que me tenéis que dar, no dármelos enteros, darme 300 € al mes durante diez años.

¿A quién le interesa más contratar un plan de pensiones?

Es muy importante estudiar si te interesa contratar un plan de pensiones o no, los bancos van a querer que los contrates, tienen que cumplir objetivos, igual que un vendedor de seguros va a intentar que le contrates un seguro a él con los bancos pasa igual. Lo normal es que las rentas más altas sacan el mayor partido a la fiscalidad de los fondos de pensiones pero cada caso es distinto y habría que estudiarlo.

Es importante estudiar cada caso, la mayoría de casos suele ser pan para hoy y hambre para mañana, recomendamos que si vas a contratar alguno que te informes antes, si ganas menos de 15.000 € brutos nuestro consejo es que no lo contrates!

Estos planes de pensiones están controlados por una Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que controla a las entidades financieras con la intención de comprobar que se ejerce un correcto funcionamiento de dichos planes de pensiones. Estos planes cuentan con una persona denominada depositario particular, encargada de controlar los valores y activos que tenga el fondo de pensiones, además de controlar el resto de personas y entidades involucradas en dicho plan de pensiones.

¿Cómo funciona?

Los planes de pensiones están fundamentados en las aportaciones que realizan aquellos clientes que contratan tal servicio. Tales aportaciones pueden ser periódicas o realizadas de forma puntual si obligación de plazos concretos, pero con un límite anual máximo establecido por la Ley de 8.000 €, con dos excepciones:

  • Quien tenga ingresos económicos inferiores a 8.000 € tendrá un límite máximo de 2.500 € anuales.
  • Quien sea declarado con una incapacidad igual o superior al 65% tendrá un límite máximo de 24.500 € anuales.

 

Ventajas y desventajas

La mayor ventaja que nos encontramos en un plan de pensiones sin duda alguna es el ahorro fiscal, ya que la base imponible general del IRPF se ve reducida, con un ahorro que puede alcanzar hasta el 52% (45% en el País Vasco). Así, el límite máximo que podrá ser objeto de reducción se verá determinado por:

  • Importe de aportaciones realizadas con una limitación de 10.000 euros al año hasta el cumplimiento de los 50 años y de 12.500 euros de tal edad hacia adelante.
  • El 30% del resultado de sumar  rendimientos netos de trabajo y actividades económicas percibidas, que se verá aumentado al 50% al cumplir 50 años.

Al fallecer el titular de pensiones, no se tributará por el famoso  Impuesto de Sucesiones y Donaciones, sino que se hara mediante rendimientos del trabajo en el IRPF.

Pero no todo son ventajas en los planes de pensiones, pues presenta una desventaja como es la imposibilidad de rescatar el plan de pensiones cuando se desee. ya que solamente se puede al alcanzar la edad de jubilación o en algunos supuestos concretos que veremos más abajo.

 

Rescatar el plan de pensiones

Rescatar el plan de pensiones se puede realizar de una forma flexible, según se ajuste a las necesidades o deseos de cada persona. Generalmente este rescate se producirá una vez cumplida la edad de jubilación, aunque existen diversas excepciones que permiten adelantar dicho rescate del plan de pensiones, por lo que a continuación vamos a ver de cuándo se puede rescatar y de qué forma.

 

¿Cuándo puedo rescatar el plan de pensiones?

Como ya hemos dicho antes, el plan de pensiones se puede rescatar por norma general al cumplimiento de la edad de jubilación y no antes, salvo la siguiente serie de circunstancias:

  • Declaración de incapacidad total, absoluta y gran invalidez.
  • Enfermedad grave acreditada por la Seguridad Social que incapacite para trabajar durante un periodo no menor a tres meses.
  • Fallecimiento de la persona titular del plan de pensiones.
  • Parado de larga duración durante un periodo superior a 12 meses de forma continuada y no sea perceptor de cualquier prestación de carácter contributivo.
  • Pasados 10 años desde que se realiza la primera aportación, por lo que, pasados esos 10 años, puedes recuperar todo el dinero aportado durante ese tiempo y en los años anteriores, es decir, en 2019 podrás rescatar aquello que invertiste en 2009 y en años anteriores a este, y en 2020 podrás rescatar la inversión de 2010 y con anterioridad si existiese.

 

¿De qué forma puedo rescatar el plan de pensiones?

Los planes de pensiones se pueden rescatar de cuatro diferentes formas:

  • En forma de capital, donde ejercer el rescate en forma de capital significa el cobrar en una sola vez todo el dinero existente en el plan, lo cual significa que el ejercicio fiscal en el cual se produzca el rescate se verá considerablemente aumentando tanto en la base imponible como en el ejercicio fiscal, siempre en función de la cuantía del rescate.
  • En forma de renta periódica, ya sea temporal o con carácter vitalicio e incluso de formas no garantizadas, es decir, la recuperación depende de la evolución y rentabilidad del plan de pensiones. Este rescate se produce de una forma más periódica o progresiva, por lo que los efectos fiscales se establecen en varios años, a diferencia del rescate en forma de capital. Este rescate es una buena forma de administrar más correctamente el dinero proveniente del plan de pensiones pues permite controlar de mejor forma los recursos que se necesita en periodos de tiempo (meses, trimestres, etc…)
  • De forma mixta, siendo una parte de la recuperación en forma de capital y la otra en forma de renta.
  • De forma flexible, donde la persona beneficiaria elige con total libertad las fechas indicadas para la recuperación de la cuantía del plan de pensiones.

Cuando se comienza a percibir las rentas existentes en el plan de pensiones, estas tributan por rendimientos del trabajo y por lo cual los ingresos serán tenidos en cuenta en la base general para el cálculo de IRPF o, dicho de otra forma, la persona titular del plan de pensiones deberá pagar aquellos impuestos del plan de pensiones que no pagó en las diferentes declaraciones de la renta.

 


Ver también:


Comisiones del plan de pensiones

Las comisiones de los planes de pensiones son un aspecto a tener también en cuenta cuando vayamos a contratar uno, pues varían dependiendo del servicio que prestan las entidades gestoras y las depositarias. Estas comisiones son en forma de remuneración por los servicios que prestan, aunque no suponen un desembolso extra, sino que viene incluido dentro del valor de los derechos.

Las comisiones vienen limitadas por la Ley están formadas por un 0,20% de comisión depositaria mientras que nos encontramos con el 1,25% de media en la gestión. Esto va a depender según la renta:

  • Renta fija: comisión máxima del 0,85%.
  • Renta mixta: comisión máxima del 1,30%.
  • Renta variable: comisión máxima del 1,50%.

Dentro de los límites máximos (1,50% para gestión y 0,20% por comisión de depósito) cada entidad podrá establecer aquellos límites que considere convenientes dentro de estos máximos.

Por ejemplo, una persona cuya inversión sea de 35.000 euros, podemos determinar que, si realizamos el pago del 1,25% de gestión, destinaremos a ello un total de 437,5 euros, independientemente de lo que ocurra con la inversión, siendo la parte destinada al depósito un 0,20% que se traduce en 70 euros.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta que la cuantía que se deberá abonar por estos conceptos variará en función del capital del plan de pensiones. Cuanto más tengas más pagarás.

¿Qué me interesa más un plan de pensiones o un fondo de inversión?

sacar de este articulo (meter 2-3 parrafos): https://www.elconfidencial.com/mercados/2019-02-18/planes-pensiones-fondos-inversion-bestinver-bra_1817978/

 

Embargabilidad del plan de pensiones

En los planes de pensiones también se tiene en cuenta la posibilidad de ser embargado, aunque con unas condiciones muy particulares. En cuanto la entidad que gestiona el plan de pensiones recibe el mandato de embargo, se tiene en cuenta para que en el momento en que se tenga previsto el rescate del plan de pensiones, se ejecute el embargo. No obstante, en aplicación de los supuestos extraordinarios de rescate anticipado que hemos mencionado anteriormente, también se podrá llevar a cabo tal ejecución de embargo.

Además, es muy importante tener en cuenta en estos casos que, a partir de 2025, cuando se cause derecho a rescatar la parte del plan de pensiones causada por antigüedad, se podrá ejecutar el embargo de esta parte causada aun cuando el titular del plan de pensiones no solicite el cobro.

 

Conclusión

Para contratar un plan de pensiones se debe tener en cuenta muchas variables que pueden condicionar nuestra decisión final. Hay que saber de qué forma se va a invertir y el riesgo que se puede correr, además de las formas en las cuales se puede retirar el dinero en el futuro para disponer de el cuándo sea necesario. Por ello, es imprescindible recibir una información detallada y coherente sobre los planes de pensiones. Una opción es consultar con una persona especializada que te pueda ayudar a descifrar todo lo necesario sobre los planes y que lo contrates teniendo el control absoluto de tu plan de pensiones.

 

Si tienes alguna duda no lo pienses más y contacta con nuestro equipo de asesores, gestionaremos tu caso de forma personal y profesional, ateniéndonos a las características específicas de este y en la mayor brevedad posible.

Comparte en tus redes sociales y ayúdanos a que llegue a más gente: